Mientras los familiares de 15 pasajeros que resultaron heridos durante la denominada tragedia de Güigüe, intentan recaudar recursos que ayuden a su recuperación, las unidades de transporte continúan atestadas de usuarios.

La denuncia corresponde a algunos deudos de las 20 personas fallecidas y de otros 56 que resultaron heridos el pasado 16 de febrero cuando un bus repleto de pasajeros impactó contra una gandola cargada con cemento en polvo.

Unidades de transporte repletas de pasajeros en la vía Valencia-Güigüe

Juan Velásquez, tío de uno de los lesionados, solicitó a las autoridades sancionar a los conductores que exponen la seguridad de los pasajeros en la “ruta de la muerte”. Dijo que tal vez por ello se suscitan siniestros de manera habitual. Incluso arriesgados  usuarios transitan colgados de las puertas.

En la Universidad de Carabobo realizaron el miércoles una colecta pública para cuatro personas que permanecen en terapia intensiva y para otras once que se encuentran convalecientes y requieren de medicamentos.

Jacobo Vidarte, especialista en el área, dijo que ver autobuses con exceso de pasajeros es una constante en la autopista Valencia-Güigüe.

Dejar respuesta